15 abril, 2020

Electro-terapia Profunda

Esta terapia consigue llegar a las zonas musculares más profundas, a las que no se puede llegar manualmente, descargando la musculatura, sin dolor. En el tratamiento se usa un TENS, es decir, un aparato con electrodos que emite pequeños impulsos eléctricos que mejoran la sobrecarga muscular y que ejercen un efecto analgésico en las zonas afectadas. A veces en el tratamiento, se incluye el uso de la pistola de masaje profundo. Un aparato con bola de goma en su cabezal, con diversos niveles de potencia.

Lo ideal es llevar a cabo un tratamiento mínimo de 3 sesiones, a poder ser dentro de 1 semana. Lo adecuado sería repetir este tratamiento a lo largo del año, cada cierto tiempo, sin dar lugar a la formación de contracturas o lesiones.