26 septiembre, 2016

Radiofrecuencia Corporal

radiofrecuencia-corporalRADIOFRECUENCIA CORPORAL

¿En que consiste la Radiofrecuencia corporal?
La Radiofrecuencia corporal está enfocada a tratar la celulitis y la flacidez en la piel.
La Radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo generando calor. Este calentamiento profundo de la piel y tejido celular subcutáneo desencadena una cascada de reacciones que permitirán una mejoría en el tratamiento contra la celulitis y la flacidez.
El procedimiento es sencillo. Previo a la sesión se marca la zona y cuadricula con un rotulador quirúrgico. Una vez terminada la sesión se aplica gel de aloe vera en las zonas tratadas y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana de inmediata, evitando el sol y UVA las siguientes 24-48 horas.
El número de sesiones es variable pero se consideran necesarias entre 8 y 12 distanciadas un mínimo de una semana. El procedimiento es muy bien tolerado y no precisa anestesia.

 

¿Cómo actua la radiofrecuencia corporal ante la celulitis y la flacidez?
La Radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo.
Dicho calentamiento va a favorecer el drenaje linfático lo cual permitirá disminuir los líquidos y toxinas en el que se encuentran embebidos los adipocitos del tejido afecto de celulitis.
A su vez se producirá un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
Y por último y más importante la Radiofrecuencia provoca la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente.

La disminución de volumen se justifica tanto por la reducción del edema, como por la compactación a través del tejido conectivo contribuyendo a la reducción volumétrica.

 

Duración del tratamiento de Radiofrecuencia
En cuanto a la duración del tratamiento, es un tiempo variable dependiendo del área a tratar. Las zonas pequeñas como brazos o abdomen suelen realizarse en 25-30 minutos, zonas más amplias como trocánteres (cartucheras) pueden prolongarse 45-50 minutos por sesión.

 

Beneficios de la Radiofrecuencia para el tratamiento de la celulitis y la flacidez:

Las personas que tienen flacidez abdominal pueden beneficiarse del aumento del colágeno y el engrosamiento de las fibras de elastina. El calentamiento actúa en el interior y fortalece todo el tejido relacionado con la piel. Comprime y contrae las capas subcutáneas sin producir ningún daño en la epidermis. No hay dolor, no existen quemaduras y es un tratamiento indoloro.

A su vez, al ayudar al sistema linfático y activar la circulación los cúmulos de grasa y las zonas celulares con grasa fluirán para ser desechadas. Habrá una disminución de la capa de tejido graso, algo que favorece la eliminación de la celulitis.

 

¿Cuántas sesiones necesitas?

Cada persona requiere un número diferente de veces pero la media se sitúa entre 8 y 12. Este es el número de sesiones que necesitarás y es orientativo. Pueden ser menos y también más. Menos de 6 no suele reproducir una continuidad como para que los efectos sean mantenidos en el tiempo. Las sesiones se realizan una vez por semana.

 

Contraindicaciones

Es un tratamiento que puede realizar la gran mayoría de personas debido a que es muy seguro. No obstante, hay para la radiofrecuencia contraindicaciones:

  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.
  • Personas con marcapasos.
  • Llevar algún tipo de prótesis de metal.
  • Enfermedades relacionadas con la función neuromuscular, espasmos, etc.
  • Afecciones de la piel como eccema y dermatitis.
  • Es recomendable evitar el sol y sesiones de rayos UVA durante 48 horas.

Si además estás llevando algún tipo de tratamiento médico lo mejor es que consultes antes de realizártelo. Así aseguras que no hay ningún inconveniente y consigues todos los beneficios.